Glèisa de sant Roc de Begós

Se trata de una construcción de origen románico, pero reformada ostensiblemente con un continuo de modificaciones que han complicado la simplicidad de la estructura románica primitiva. Actualmente el edificio esta cerrado por los cuatro lados por construcciones añadidas a la estructura primitiva, concretada en fundamentación del antiguo ábside, la cabecera de la nave en la zona presbiteriana y la puerta de acceso a la nave central. Por la cara exterior norte de la cabecera se salva un fragmento de friso de arcuaciones ciegas, delimitadas superiormente con un friso den dientes de sierra, y que hay que situar en el siglo XII.

Encastrada al paramento interno del campanario, hay una pila benditera en forma de taza. La cara exterior de esta pila ha sido decorada con un tallo ondulado, de donde sobresalen, unos brotes secundarios en espiral, sin mantener a diferencia de otras pilas aranesas, un ritmo regular y simétrico. Unas hojas lanceoladas completan la ornamentación de este cubo. En el baptisterio de esta iglesia, se conserva la pila bautismal románica. Esta decorada con un motivo vegetal, consistente en un tallo que forma un continuo de ondas, de donde salen, en dirección opuesta, unos brotes secundarios que se encaracolan en espiral, con el aditamento de una rebrotada hoja lanceolada. El soporte esta construido por una pieza cilíndrica. Su ornamentación es concreta en un continuo de arcos ciegos contiguos, delimitados por unas estrechas barras, de modo de cenefas. Sobre cada una de las barras hay acabados circulares.

En la remodelación sufrida por el templo entre los siglos XVI-XVII, se le añadieron dos capillas laterales enfrentadas, con esto que la planta del edificio adopto la forma de cruz latina de lados iguales. Mas tarde, quizá en el siglo XVIII le fue añadido una especie de pórtico cerrado que sujeta la torre que hace de campanario. Dentro de este espacio aun se puede observar la puerta original románica que da acceso al interior del templo. También en este momento se construyó la sacristía y quizá la zona del presbiterio.
El interior de la iglesia contiene aun todo el mobiliario original de época barroca. El altar mayor tiene una imagen del Cristo bendiciendo con la cruz en la mano, teniendo en su derecha la imagen de San Juan Bautista con el cordero místico y a la izquierda la de San Luis González y en la parte superior San Roque; todo decorado con una estructura en madera con muchas hojas y rocas, columnas con guirnaldas entrelazadas en helicoidal y columnas con guarniciones colgantes, y también angelitos que hacen sonar instrumentos musicales. El altar de la capilla norte i el presbiterio por una buena talla de madera policromada de Santa Lucia datada en 1761, que sostiene una bandeja con sus ojos acompañada de una virgen del Pilar y tres santos monjes policromados, San Vicente Ferrer, con el sol en el pecho, un mercedario, San Ramon con San Peir Nolasc, y San Antonio Abad con el cerdo; la madera que es del mismo estilo del altar anterior, con dos columnas con guirnaldas entrelazadas en helicoidal. El altar de la capilla de mediodía tiene tallas representando a San Antonio, San Blas y San Jaime.

Recientemente, en las obras de saneamiento de la iglesia, se han localizado todo un seguido de pinturas de principios del Siglo XVII y en los paramentos que aun quedan de la época románica, vestigios de pinturas de esta época (S.XII)

EL PUEBLO DE BEGÓS

Encontramos como elemento significativo la casa de “Sò de Socasau”, bien conservada y con elementos diferenciativos respecto al resto de la arquitectura del núcleo, ya que ostenta una torre cuadrada muy significativa en su parte central. De esta casa es originario el General Socasau que participo en la Guerra de Cuba

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies